¿Son beneficiosas las terapias ecuestres en pacientes con autismo?

terapia-con-animales-1170x500

Quizás, también te hayas preguntado, qué tipo de beneficios y en qué consisten este tipo de terapias, que actualmente se han puesto de moda en la mayoría de los contextos de rehabilitación para multitud de trastornos especialmente con niños, y bien, ¿ayudan realmente a los más pequeños de la casa, a mejorar en cualquiera que sea su patología?

En este caso vamos a centrarnos  en los pacientes con TEA (Trastorno del Espectro del Autismo), a los cuales numerosos estudios recientes hacen referencia en la terapia asistida con animales, en concreto con caballos, estos pacientes tienen dificultades relacionadas con la atención, las funciones ejecutivas, el lenguaje y el comportamiento entre otros.

Para empezar, vamos a aclarar que las Terapias Ecuestres son un tipo de actividad terapéutica y rehabilitadora complementaria a otros tratamientos que se incluyen dentro del ámbito general de las Terapias Asistidas con Animales (TAA), y que se ofrecen con objetivos rehabilitadores en dolencias y trastornos físicos, mentales y sociales.

Browm (2001), señala algunas similitudes que pueden darse entre pacientes TEA y los caballos:

  • Los caballos y los niños/niñas con TEA pueden responder con comportamientos agresivos si te acercas a ellos demasiado rápido o si haces mucho ruido.
  • Una vez te has acercado se observa que la respuesta a contacto físico no siempre es bien admitida.
  • Los caballos y los niños/niñas con TEA también parecen aprender mejor visualmente.

Con respecto a los problemas en la comunicación y la interacción social (base del trastorno del espectro autista), algunos de los beneficios que nos ofrece la terapia con caballos vienen de la mano de Lercari y Rivero (2006), que datan que montar a caballo incrementa la interacción social de los niños/niñas con TEA esencialmente por tres motivos:

  • El caballo transmite un patrón de impulsos rítmico y regular que permite establecer cierta sincronización en cuanto al patrón de movimientos, lo cual puede ser entendido como un primer conato de comunicación.
  • El ambiente relajado en el que se realiza la práctica de la equitación, en su contexto natural permite al jinete relajarse y experimentar una sensación agradable.
  • Debido a que montar exige la voluntad de realizar determinadas acciones para que el caballo siga unas órdenes, permite al jinete poner en marcha sus capacidades volitivas y generalizarlas posteriormente en relación a la intencionalidad comunicativa con otras personas.

v18456

Además de los cambios a nivel conductual y cognitivo, se han observado cambios en las hormonas a través de la hipoterapia, en concreto relacionadas con el cortisol, progesterona y oxitocina, relacionadas con el estrés, las conductas emocionales y sociales complejas, el apego, el reconocimiento social y la agresión.

Una de las explicaciones de los efectos positivos del contacto entre humanos y animales es la activación de la oxitocina en relación con los parámetro de estrés fisiológicos y subjetivo (como el miedo y la anisedad), la cual reduce esos niveles debido al contacto con los animales. La oxitocina sintetizada en el hipotálamo desempeña un papel central en la regulación de las conductas sociales, incluido el apego materno infantil y la memoria social, el reconocimiento y la modulación de las conductas de estrés.

No obstante, aún con todo esto hay que tener en cuenta que este tipo de terapia se ajusta de manera singular a las características de las personas con TEA, ya que se basa en una actividad individual pero en la que se ponen en juego múltiples interacciones en un contexto estructurado y a esto hay que añadirle que se practica en un medio natural altamente motivador; no obstante no hay ninguna entidad médica que recomiende esta actividad como tratamiento contrastado, sin más lo dejamos a su elección….

Para terminar nos gustaría hacer referencia al concepto de Biofilia acuñado por Wilson en 1929 que hace referencia a ,“la afiliación o atracción innata emocional de los seres humanos hacía otras criaturas vivas” , por ello las personas con TEA parecen mostrar preferencia por las mascotas frente a la interacción con objetos e incluso con humanos (por eso son tan maravillosas).

 

Referencias:

  • Browm, G. (2001). What Horses Tell Us About Autism. En http://www.mental-health-matters.com/articles/article.php?artID=609
  • Lercari, V. y Rivero, V. (2006) Therapeutic riding: its enabling action for social interaction among the autistic population. Ponencia presentada en el XII congreso internacional de terapia ecuestre celebrado en Brasil en 2006. Extraído el 27 de junio de 2009 desde http://www.ncpg-kenniscentrum.nl/documenten/twaalfdeintcongresfrdi.pdf
  • Tabares, C., Vicente, F., Sánchez, S., Aparicio, A., Alejo, S. y Cubero, J. (2012). Quantification of Hormonal Changes by Effects of Hippotherapy in the Autistic Population. Neurochemical Journal, Vol. 6, No. 4, pp. 311–316.
  • Wilson, E.O. (1984). Biophilia. Harvard University Press: Massachusetts

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s